Nos encerramos en una clase de zumba con Sandré y de allí salió este videoclip. Punk, sudor, mallas y zumba!